Oficinas abiertas: ventajas e inconvenientes para la productividad

Hablemos de moda… en la oficina. Muchas de las nuevas oficinas apuestan por las zonas comunes de trabajo. Jefes y empleados difieren entre las ventajas y los inconvenientes en relación a la productividad de la empresa.

Esta tendencia nació en los Estados Unidos, con la intención de lavar la imagen de “triste rutina” en la oficina, culpa, en parte de las películas de Hollywood. El primer edificio de oficinas diseñado sin cubículos ni despachos gerenciales fue diseñado por el estudio arquitectónico NBBJ, que defienden que el lugar de trabajo tiene que estar adaptado a las necesidades del siglo XXI. ¿Por qué?

 

Más comunicación:

Una zona diáfana de trabajo permite derribar los muros entre los empleados y apostar por la comunicación del equipo. Poder hablar con un compañero de trabajo simplemente levantando la mirada, favorece un trabajo colaborativo.

Ahorro de costes:

Estos espacios son menos costosos para las compañías porque con menos espacio físico se consiguen más puestos para los trabajadores.

Luminosidad:

Conseguimos espacios más luminosos y es más fácil aprovechar la iluminación natural.

Dinamismo en la empresa:

En las oficinas abiertas, los empleados están más contentos en un ambiente informal y relajado, con mucha luz y actividad constante. Eso los ayuda a sentirse una parte activa de la organización.

 

Pero seamos realistas… no todo son ventajas.

 

Distracciones y problemas de concentración:

Uno de los principales inconvenientes que se asocian a las “open offices” son las distracciones. Es muy interesante mantener un entorno de comunicación fluido, pero también destacable la disminución de productividad que puede derivar.

Interrupciones:

FastCompany cita un estudio en el que los trabajadores son interrumpidos casi un 30% menos que los que ocupan lugares abiertos. Ruidos y comentarios innecesarios suelen entorpecer la tarea que se esté llevando a cabo.

Falta de privacidad:

Para algunos trabajadores introvertidos, este tipo de oficina puede resultar incómodo.

Más bajas laborales.

Al compartir el mismo ambiente hay más probabilidad de contagios de constipados y similares. Según un estudio realizado en Dinamarca, las bajas laborales en oficinas abiertas eran de 8,1 al año mientras que en las cerradas descendían hasta el 4,9.

 

 

¿Y tú… con qué te quedas? ¿Trabajas en un espacio abierto y te gustan los entornos colaborativos de trabajo o por el contrario, prefieres trabajar en un despacho aislado?

 

En Decorance sacamos el máximo partido a tus espacios en función de las necesidades de los trabajadores, aplicando también soluciones mixtas entre oficinas abiertas y los despachos tradicionales. Próximamente dedicaremos un post a estas soluciones que combinan las ventajas de las oficinas abiertas, conservando más la privacidad y los espacios personales de los empleados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies