ARMARIOS Y VESTIDORES

¿DESESPERADA CON EL CAMBIO DE ARMARIO?

Estos consejos te ayudarán a hacer el cambio de temporada más fácil.

¿No sabes por dónde empezar?
Lo primero es sacar toda la ropa de la temporada que vamos a organizar y revisarla. Es muy importante preguntarnos, ¿qué nos hemos puesto de la temporada de otoño-invierno anterior y qué no, que podemos reciclar, donar o vender?
Haz tres montones: uno con lo que te vas a quedar, otro con lo que no, y el tercero con los ”por si acaso”, dudas e indecisiones, que volveremos a ver más tarde.
– Organiza la ropa que te quedas. Lo mejor es que el máximo de prendas vayan colgadas en perchas. Excepto las prendas que dan de sí como los jerséis que irían doblados.
– Ordénalas por categorías y colores, siempre delante las que más se usen y detrás las que menos, todas las blusas juntas, los vaqueros, las faldas, etc.
– Cuando ya tenemos las prendas que vamos a guardar analizaremos nuestro armario para ver si los espacios se ajustan a la ropa. Aprovecha para revisar si necesitas más perchas o separadores, cajas o accesorios para organizar las prendas, cuando lo tengas todo podrás empezar a colocar por tipo de prenda en su espacio correspondiente.
¿Qué hacer con la ropa que no te quedas? Puedes reciclarla, venderla o donar. En cualquier caso, métela en bolsas según lo que hayas decidido, y te quitarás un montón de ropa de en medio por ordenar.
Y con la ropa que no nos decidimos si dejarla o quitar, ¿qué hacemos? Hazte las siguientes preguntas:
• ¿La has llevado en los últimos seis meses? Si es un sí, guárdala. Si es un no, pruébatela. ¿Te está bien y te gusta? Te la quedas. No te entra: hasta luego. ¿Y si tiene un significado sentimental para ti? Entonces esa decisión la puedes tomar solamente tú.
• ¿Está manchada o rota? Si es un sí, a la basura claramente. Si no, despeja tu duda con el resto de alternativas.
• ¿Tienes una prenda que te encanta pero que nunca has sabido ponerte? Piensa en tres formas en que podrías combinarla. Si no se te ocurren más de dos, lamentamos comunicarte que no te gusta tanto como piensas.
• ¿Hay algo que te está grande/pequeño? Si puedes llevarlo a arreglar, todo tuyo. Si no, ya sabes la repuesta.
Te hemos dejado un esquema con las preguntas para desatascar el armario de ropa.
Y si una vez haz realizado el cambio de armario ves que necesitas un armario nuevo para guardar tu ropa, consúltanos en el 967.226022. Podemos realizar cualquier mueble a medida en nuestro taller.